top of page

“Agradezco a la Fundación la forma en que me ayudaron a brillar y me aceptaron por ser como soy.”

Siete años en el colegio fueron suficientes para tener los mejores recuerdos de su niñez e inicios de su adolescencia, Valentina Avendaño, estudiante de la Fundación recién graduada, se lleva increíbles momentos en su memoria que siempre permanecerán.


Valentina con su familia el día de su grado.


Se graduó como Técnico Cocina, “Este técnico me instruyó y me enseñó la base de la cocina, no sólo la tradicional, también la historia y la forma en que puedes jugar con ella, me agregó conocimiento y oportunidades.” Afirma.


Valentina se destacó por ser la Personera liderando varios proyectos, también sobresalió por su desempeño académico por el cual obtuvo una beca escolar.


“Ser una estudiante becada me dio el impulso para seguir creciendo a nivel académico y personal, gracias a los donantes somos mejores personas, qué linda labor la que cumplen al brindarnos estas alegrías, es lindo ver que existen personas que no sólo buscan el bien propio, también el bien común, ¡Gracias!” Dice.


A su vez, afirma que la Fundación influyó en su crecimiento personal, ético y artístico.


“Me llevo el recuerdo de cada lugar: El salón de música que fue mi lugar de inspiración para crear composiciones, de los espacios deportivos que disfruté al máximo, de los profesores que dan lo mejor de sí y hacen su trabajo con verdadera pasión.” Finaliza.


Valentina con sus amigas del colegio celebrando su grado.

bottom of page