El desafio de ser docente

No cabe duda que a nivel mundial el papel del docente cobró relevancia, este 2020 fue un año en el que se le permitió hacer una pausa a la industria, inclusive al sistema financiero, pero a la educación y a los docentes, no.


La responsabilidad de educar no dio espera, en tiempo record los docentes se vieron en la necesidad de modificar los planes de estudio pensados inicialmente para la presencialidad ahora para la virtualidad, de emplear diversas estrategias y herramientas que enriquecieran las clases, que mantuvieran conectados a los estudiantes con los aprendizajes, motivados en la distancia y en ocasiones en difíciles circunstancias familiares, a su vez adaptaron sus entornos familiares en espacios de trabajo permitiendo a los estudiantes ingresar a sus hogares.


Los retos no fueron pocos, demandaron también cambios en los esquemas de pensamiento de los maestros donde la empatía tuvo su papel protagonista, ahora, los docentes necesitaban considerar antes de conectarse a una clase que tanto ellos como sus estudiantes, se encontraban en una realidad social distinta, en un contexto diferente al del aula, con posibilidades, limitaciones y situaciones de vulnerabilidad nunca antes pensadas.


Sin embargo, los retos no terminan allí pues lo sucedido durante este año, ha dado apertura a unos nuevos desafíos, por ejemplo el hecho de que todos experimentamos un proceso de alfabetización tecnológica, nos invita a ampliar y profundizar en este campo, resaltamos que en la actualidad nos encontramos en plena Revolución Tecnológica y por ende es indispensable cultivar y conservar una cultura de progreso en

competencias digitales.


Al mismo tiempo observamos que el desarrollo y fortalecimiento de competencias emocionales y socio afectivas tanto en la virtualidad como en la presencialidad, aporta de manera significativa al buen desempeño académico de los estudiantes, por ello se hace imperativo consolidar una propuesta formativa en esta línea.


Seguir explorando, cambiando, profundizando, aprendiendo, desaprendiendo, innovando, adaptando, flexibilizando, también hace parte del desafío para el equipo docente, teniendo presente que debemos repensarnos para un regreso gradual, progresivo y seguro el próximo año a la presencialidad.



Nathalia Díaz - Docente de English and Science.