Feliz regreso a la alternancia


Por Adriana Poveda - Personera.


Iniciar la presencialidad significo una felicidad inmensa después de 1 año de trabajo en casa, volver a nuestro colegio, a nuestra segunda casa, la cual extrañamos por largo tiempo.


Nosotros como estudiantes aprendimos a tener lazos amistosos a distancia, aprendimos que el contacto físico llega a ser muy importante en nuestro diario vivir, es una manera de expresar el cariño que tenemos hacia los demás.


Ahora todo ha cambiado, expresamos nuestra alegría detrás de un tapabocas, los abrazos se volvieron puñitos de paz y agradecimiento, tantas cosas que recordamos y que queremos volver a vivir, ahora tienen unos protocolos que tenemos que seguir.


Estamos emocionados de compartir de nuevo con nuestros compañeros, volver a la alternancia es algo muy satisfactorio para nosotros, hace que queramos compartir más tiempo con nuestros amigos, con los profesores que nos acompañan.


En la Fundación Ana Restrepo del Corral somos una familia, llena de esperanza, felicidad, de compañerismo porque estamos conscientes de que tenemos que cuidar de nosotros y de los demás; de nuestro presente y de lo que queremos llegar a ser en un futuro.