Pasatiempos

Por Emily Arévalo- Docente de Contabilidad


Hace dos años llegué a la Fundación para ser docente de contabilidad, con la gran certeza de que fue Dios quien me trajo a este lugar. Soy contadora de profesión y docente por vocación, desde muy niña tuve la “revelación” de lo que quería hacer y eso considero que es un privilegio que muy pocos tienen.


En esta oportunidad quiero recomendarles leer y meditar la Biblia diariamente, a través de ella Dios nos habla y uno de los capítulos que más me han llamado la atención está en el libro de Eclesiastés 3 y dice:


Todo tiene su tiempo


3. Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. 2 Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; 3 tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; 4 tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; 5 tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; 6 tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; 7 tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; 8 tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.”


En mi vida el fundamento más importante ha sido Dios, por ser una persona creyente no quiere decir que sea perfecta, a través de mis años de existencia he tenido que pasar situaciones difíciles como creo que todas las personas las vivimos y lo más cercano y reciente para todos ha sido la pandemia.


Muchas veces no entendemos el porqué pasan las cosas y es que tampoco tenemos que entenderlo todo, sólo Dios conoce lo que vivimos, sentimos y pasamos, por eso los invito a buscar a nuestro creador, a recordar que Dios existe y que podemos acercarnos confiadamente y hablarle, no importa que creamos que no merecemos estar cerca de Él o lo que estemos pasando. Dios nos ama, es bueno siempre, Jesucristo entregó Su vida por nosotros para darnos vida eterna y poder estar cerca de Él.


Agradezcamos en todo tiempo, cuando todo va muy bien a nivel personal, familiar y escolar, cuando se presenten problemas u obstáculos para alcanzar lo que queremos, cuando podamos estar cerca de nuestros seres amados o en momentos como estos de la pandemia que solo los podemos ver por videollamadas, cuando estemos llenos de energía y con mucha salud, por todo y en todo momento recuerda agradece siempre, siempre agradece.