Ver más allá de lo común: Sol Zafiro Rondón y “el águila”


Sol Zafiro Rondón es estudiante del curso 602 en la Fundación, pero a su vez, realiza distintas actividades extracurriculares, por lo general todas relacionadas con el mundo del arte. Incluso, una de sus actividades favoritas es pintar, lleva haciéndolo más de dos años y su tía es su tutora.


Ella ve el mundo más allá de lo que es, ve las formas y colores de una forma distinta, Es por ello que cuando vió lo que muchos creerían que es una simple roca, inmediatamente se imaginó un águila y se puso a trabajar para traer al mundo esa idea que había ya pintado en su cabeza. Y es que, nada más cuando se le pide describir qué siente al momento de pintar, expresa que siente libertad: “siento como si mi mano volara, como si no fuera yo la que pintara”.


“El águila”, como se refiere ella a su pieza de arte, no es la única obra que ha realizado, según su testimonio, en su casa se encuentran dos cuadros que pintó cuando era más joven.


Al preguntar la razón por la que decidió ofrecer como regalo a la oficina de rectoría, ella responde que simplemente ella no la iba utilizar y probablemente se quedaría en su casa sin que nadie pudiera admirarla de haberla dejado allí, por lo tanto, decidió que su lugar era la Fundación, donde ahora se encuentra exhibida en la oficina del rector, Luis Eduardo Pineda.


Sol entiende que muchas veces no queremos comenzar a hacer las cosas y que a pesar de que pensemos en hacerlas, nuestra mente piensa más en lo que dirán sobre ellas las personas de nuestro alrededor. Sin embargo, esto no debe impedir que realicemos todo aquello que deseamos con el corazón: “no importa si queda bonito o feo, lo importante es que sigamos practicando”.